La bellesa de lo espigat

La primavera està a punt d’acabar i com un termòmetre certes plantetes també anuncien l’estiu. Lo espigat. Ja quan deixen de ser comestibles, passen a ser ornamentals i refugi de llavors. Un cicle que continua rodant..i nosaltres amb ell. Les abelles i papallones també s’aprofiten i escampen eixa bellesa …i roda, roda..

La tintura del cardet

P1030068

La geometria del fenoll

P1030059

L’explosió de l’encisam

P1030069

Els pompons dels calçots

P1030071

Anuncios

Col.legi el Crist de Meliana

L’altre dia anàrem al col·legi el Crist de Meliana a ensenyar-li als xiquets de 4 i 5 anys la “Maleta de la vida”!

És una maleta que tenim amb un bon grapat de llavors tradicionals fetes per llauradores. En una altra entrada explicarem que és això de les llavors locals, autòctones, tradicionals i la diferència amb les llavors industrials.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Ruta 1: Línea de temps. De Roma al SXX.

Nuestro objetivo  de hoy es pasarlo bien, hacer deporte y comer sano, y además divertirnos  haciendo un ejercicio de imaginación para imaginar este territorio a lo largo de algunas etapas de la historia que hemos estudiado en la escuela. La exactitud de lo que aquí plantemos hoy en realidad es lo de menos, lo de más es que lo pasemos bien y nos acerquemos aunque sea un poquito a lo que aquí sucedió hace más de mil años.

No perdamos de vista que nos encontramos en un territorio de gran valor paisajístico, cultural, histórico etc Es como un yacimiento arqueológico vivo, con sus nombres, sus caminos y acequias, sus gentes etc.

Además para las personas interesadas en la agricultura se erije com un territorio en el que se respira conocimiento en lo referente a las técnicas agrícolas, posiblemente de las más avanzadas del mundo, una auténtica universidad agrícola de primer orden.

En el manejo agrícola que podremos ver a nuestro paso hoy, y que seguro se nos pasa desapercibido, hay  un conocimiento acumulado desde hace siglos, desde la época islámica incluso antes y que ha ido pasando de unos labradores y labradoras a otros y perfeccionándose. Así pues las técnicas de riego, las formas de organizar la plantación, el trabajo durante el desarrollo de la plántula etc son una auténtica enciclopedia viva que estos labradores hacen de forma natural pero que podría ser la envidia de cualquier ingeniero agrónomo del mundo. No perdáis detalle.

1ª parada. Miliario rotonda de “El Xarco”. Etapa romana:

Nos trasladamos directamente al S II d.c. Exactamente por este lugar pasaba la Via Augusta. La Vía Augusta es la calzada romana más larga de Hispania con una longitud aproximada de 1.500 km que discurrían desde Roma hasta Cádiz.

Sería como un corredor mediterráneo para llevar todas las riquezas al imperio. No ha cambiado mucho la cosa porque este concepto de extraer las riquezas de otros lugares para traerlas a tu país es práctica habitual en la actualidad. Por ejemplo el Coltan africano y muchas animaladas más.

Bueno pues hagamos un ejercicio de imaginación cerremos los ojos y al abrirlos imaginemos un escenario entre el año 8 y 2 A.C  hace 2000 años, cuando el emperador Augusto ordenó las obras de rehabilitación de la Via Augusta en la que nos encontramos.

Si miramos hacia el Oeste veríamos a la izq una Villa Romana llamada “Villa Aemiliana” perteneciente a un ciudadano Romano que se llamaba “Emiliano” y a la derecha posiblemente otra en la actual Foios.

Recordemos que vivimos en una sociedad de base esclavista, o sea hay esclavos y explotación extensiva de un secano cerealícola, vitícola y olivarero, con un uso puntual del agua para abastecimiento urbano y de las villas.

Como sabéis todo esto son suposiciones que se pueden acercar mucho a la realidad pero que no dejan de ser eso, suposiciones basadas en bibliografía especializada.

Estas 2 villas romanas se enmarcarían dentro de las Centurias. LOS AGRIMENSORES romanos dividían el territorio mediante líneas rectas perpendiculares entre sí: cardos y decumanos. Con ello, definían parcelas cuadrangulares de 50 hectáreas denominadas centurias que se asignaban a grupos de militares o ciudadanos para su explotación agrícola.

Así pues imaginaros esta extensión dividida en centurias de 50ha (50 campos de fútbol) alrededor de estas villas romanas. En estos campos se cultivaba  el trigo y la cebada, viñas y olivos, es decir, pan vino y aceite, la triada romana.

También había cultivo de hortalizas pero muy escueto principalmente ajos, cebollas, habas, nabos  y coles y un manejos del agua mucho más rudimentario que en la época islámica que vendrá después, y que supuso una verdadera revolución agrícola, pero al fin y al cabo era un regadío con sus canales.

¿Qué queda de aquella época del glorioso Imperio Romano?

El trazado de la via Augusta.

El nombre de Meliana.

Las especies agrícolas como los ajos, los nabos o las coles.

 

2ª Parada. Sèquia Mare. Sèquia de Montcada. Etapa islámica.

Lo más importante de esta etapa en este territorio fue sin ninguna duda la gran REVOLUCIÓN AGRÍCOLA que supuso y que todavía hoy es un motor económico importantísimo y de futuro. Casi na. Pero vamos por partes.

Hemos dejado atrás el glorioso imperio romano caído en el S V d.c, pasado por alto la etapa visigoda por falta de restos (esto lo dejamos para una investigación futura) y nos encontramos en el Siglo X en pleno apogeo de Al Ándalus en la península ibérica.

Hace ya 100 años que los musulmanes conquistaron el territorio y tras 100 añitos para acomodarse empezaron a desplegar una verdadera revolución agrícola, jamás conocida en este territorio y que ha llegado casi intacta hasta nuestros días, lástima que haya sido destrozada en parte por la maldita agricultura industrial (pero de esto hablaremos más adelante).

Situémonos, nos encontramos en la época de la expansión del Islam que se ha hecho con un imperio enorme en poco más de 100 años.

En este basto imperio se dio la primera globalización en forma por ejemplo de un avanzado conocimiento botánico y agrícola que unía tradiciones agrícolas e innovaciones de territorios muy alejados.

Con el Imperio islámico, durante la Edad de Oro islámica, surgieron formas tempranas de globalización, cuando el conocimiento, el comercio y las economías de regiones y civilizaciones antes aisladas se integraron gracias al contacto con exploradores, navegantes, intelectuales, comerciantes y viajeros musulmanes o de otras religiones, pero del mismo contexto cultural (como los judíos radhanitas). Se ha llegado a denominar el periodo como pax islamica o era de los descubrimientos afroasiática, que estableció una primitiva economía-mundo8.​ Tales redes permitieron el mantenimiento del imperio como principal potencia económica entre los siglos VII y XIII.

Se practicaba una agricultura de mercado11​ con técnicas de rotación de cultivos que permitían cuatro o más cosechas en periodos de dos años.

Se desarrolló una agricultura científica basada en tres elementos principales: sistemas sofisticados de rotación de cultivo, técnicas de irrigación altamente desarrolladas y la introducción de una gran variedad de cultivos que se estudiaban y catalogaban según la estación, tipo de suelo y cantidad de agua que requerían. Se escribieron numerosas enciclopedias botánicas y agrícolas, altamente detalladas y precisas.

Desde el siglo IX, un sistema agrícola moderno en esencia se fue configurando en el corazón de la vida económica y de la organización social de los califatos árabes, reemplazando a los anteriores modelos tardorromano, visigótico, bizantino o persa. Las ciudades del Próximo Oriente, África del Norte y Al-Ándalus se desarrollaron sobre la base de un entorno rural en el que los sistemas agrícolas incluían la irrigación basada en el conocimiento de los principios hidráulicos e hidrostáticos ya presentes en época romana.

Esta “revolución agrícola” se basó en tres áreas clave:

  • Desarrollo de un sistema sofisticado de irrigación con máquinas como la noria, el molino hidráulico, el molino de viento, la presa hidráulica, etc. Con estas técnicas se expandió en gran medida la tierra explotable. Las técnicas de gestión del agua reunidas de diferentes orígenes fueron objeto de estandarización y difundidas al resto del mundo (véase la sección.
  • La adopción de un concepto científico de la agricultura posibilitó el impulso de las técnicas agrícolas derivadas de la recolección de información relevante procedente de todo el mundo conocido en la época.12​ Manuales agrícolas escritos en cada parte del mundo islámico detallaban dónde, cuándo y cómo sembrar y producir diferentes cultivos. Técnicas científicas avanzadas permitieron a personalidades como Ibn al-Baitarintroducir nuevos cultivos y ganados en áreas donde antes eran desconocidos.
  • La introducción de nuevos cultivos transformó la agricultura de subsistenciaen una nueva actividad económica global destinada a la exportación,1​ incluyendo a Europa, donde la agricultura se restringía en mayor medida al trigo. De las 150 espécies végetales útiles del periodo premusulmán se pasa a más de 400.

Destacaremos algunas:

Cereales: Arroz y Sorgo.

Hortalizas: Berenjenas, alcachofas, zanahorias, espinacas, sandías, melones, pepinos, y cardos.

Forrajes: Alfalfa.

Cultivos arbóreos: Albaricoqueros, almendros, higueras, moreras, algarrobos, palmeras datileras y cítricos.

Textiles:Algodonero, cáñamo.

Caña de azúcar, Cártamo y azafrán.

Ademásde muchas aromáticas y medicinales.

 

En cuanto a la sociedad nos encontramos ante una sociedad de base clánica, es decir clanes familiares a los que se les asigna unas tierras para su explotación y unas Alquerías como vivienda.

Una Alquería entonces es un grupo de casas en las cuales vive una familia y que cultivan una extensión de terreno cercano a la Alqueria.

Muy bien pues cerremos los ojos y al abrirlo tenemos un paisaje agrícola ya descrito y que además está salpicado de grupos de casas a distancias considerables. A cada grupo de casas se le llama Alquería y entre ellas y sus campos cultivados hay zonas extensas sin cultivos y con la vegetación mediterránea de los ambientes de la zona, es decir, cerca de la costa humedales tipo el saler y más adentro pinos carrasca y maquia mediterránea.

Desde aquí donde nos encontramos distinguiríamos 3 alquerias, Albalat, Foios y Meliana, construidas posiblemente sobre ruinas de villas romanas y en el caso de Foios y Albalat eran rahales andalusís, es decir, grupos de casas de menor entidad que una Alquería.

Los clanes familiares trabajarían la tierra y pagarían después un tributo al rey de la taifa de Valencia o anteriormente al califato de Córdoba.

¿Qué ha quedado de aquella época alrededor nuestro?

 

3ªParada Molí del Pallús i Molí d’Albalat. Etapa cristiana.

Senyores i senyors, agarreu-se, ha vingut Jaume I, ha expulsat als reis de Taifes ha conquerit el territorio i ho ha repartit entre els nobles que li han ajudat. Tot consta al llibre del repartiment.

Pero ara estem un poquet després, a l’any 1350 i la societat cristiana ja asentada li ha donat un impuls al territori, multiplicant sèquies, camins de comunicacions, cultius, i aquests 2 molins que podem veure.

Estamos de pleno en una sociedad feudal i las alquerías musulmanas se han convertido en señoríos, las mezquitas en Iglesias. Hay unos señores feudales que dominan y unos campesinos que trabajan y pagan tributos, obviamente la tierra no es para el que la trabaja ni lo será hasta muchos años después.

Durante la época bajo-medieval la Huerta de Valencia se caracterizó por el cultivo de cereales panificables, fundamentalmente trigo y centeno, y de la viña, mientras que las hortalizas y frutales ocupaban parcelas reducidas o los márgenes de los campos y acequias en el segundo de los casos.

A partir de finales del siglo XV la capital valenciana se convirtió en un importante centro manufacturero de la seda (el vellut), y la demanda de materia prima provocó un importante cambio en el paisaje. Los árboles de la morera se extendieron a lo largo del siglo XVI de forma imparable, normalmente en los márgenes de las acequias y de las parcelas pero tampoco era extraño del todo que hubiese campos dedicados completamente a dicho arbolado.Evidentemente se siguieron cultivando los productos tradicionales anteriores, cereales, menos viña claramente, pero también el cáñamo y la diversidad usual de hortalizas y frutas, pero alternándolos con las hileras de moreras.

Un nuevo cambio se produjo en la segunda mitad del siglo XVIII y una vez más impulsado desde los cambios económicos en la ciudad. La crisis de la industria de la seda provocó la progresiva desaparición de este arbolado –hoy en día convertido en típico de los jardines urbanos pero bien difícil de encontrar en la huerta–, y en las últimas décadas del Setecientos este paisaje volvió a abrirse visualmente. Los cereales mantuvieron su presencia tradicional.

 

4 Parada SXVII y XVIII. El Señorío en el campo Valenciano. Alqueria de la Palmera.

En esta parada podemos caracterizar perfectamente lo que fue la sociedad rural Valenciana de régimen feudal. Y lo vamos caracterizar por la tipología de sus casas, su distribución y datación histórica, y como no, por el nombre de los dos núcleos de población que desde aquí podemos observar en una panorámica perfecta, Roca y Cuíper. Ambos nombres propios responden a sendos señores poseedores de vastas extensiones de tierra en esta zona.

Pero vamos por partes.

Durante los SXVII y XVIII van a suceder dos cosas que marcarán el carácter del señorío valenciano, es decir la valencia feudal.

Se trata de la expulsión de los moriscos en 1609 y la Guerra de sucesión en 1707.

Ambos hechos van a influir en la sociedad rural valenciana de la época, así como en toda la jurisdicción de carácter feudal y postfeudal de la época y esto queda reflejado en el paisaje que podemos observar alrededor de la Alquería de la Palmera y los núcleos urbanos de Cuíper y Roca.

La Alqueria de la Palmera data de final de SXVIII 1791 tiempo en el que todavía los señores campaban por estas tierras con sus latifundios y privilegios.

Pero vamos a explicar cómo estas dos circunstancias influyen en la configuración del territorio y sus leyes.

SXVII:

A la expulsión de los moriscos en 1609 sigue una etapa de caída de rentas de los señores dado que se ha expulsado a la mano de obra especializada y barata (esclavos práctivamente). El problema ahora es que hay que traer otra mano de obra y que ésta se ponga al nivel de los que salieron.

Para ello se repuebla la zona con cristianos viejos, sin embargo tenemos un problema, estos cristianos viejos no aceptan las condiciones en las que los señores tenían a los moriscos y piden mejoras.

Una gran cantidad de tierras y casas fueron abandonadas y desaparecieron técnicas de cultivo y sistemas de riego que habían perdurado siglos. Además del enorme desastre, la expulsión conllevó un cambio substancial en las estructuras de propiedad y en las relaciones de producción. Las tierras y los bienes confiscados fueron repartidos a los señores con las “segundas cartas de población”.

Se inicia una etapa convulsa en la segunda mitad del siglo, se introducen fórmulas jurídicas nuevas como la Enfiteusis (un arrendamiento de por vida bajo condiciones estrictas) para intentar llegar a acuerdos.

Es época de bandoleros e inseguridad debido a que muchos de los cristianos que vinieron nunca aceptaron las condiciones y se tiraron al monte. Finalmente el siglo acaba con la 2ªGermanía, una revuelta de campesina sofocada por las tropas reales que acaba en tragedia.

SXVIII:

régimen señorial en el campo valenciano siguió siendo muy duro en siglo siguiente, generando tensiones y conflictos, seguramente los más continuos e intensos de todo el campo español del XVIII.

El siglo comenzó con la Guerra de Sucesión, y en el ámbito rural valenciano se produjo una situación peculiar, y que confirma que no toda la población de los reinos de la Corona de Aragón se alineó automáticamente con el archiduque Carlos.

Los campesinos sí lo hicieron porque recibieron promesas favorables a sus demandas seculares: bajada de tributos, rebaja de las prestaciones u obligaciones señoriales y hasta reparto de tierras.

En contraposición, la nobleza valenciana optó por la causa de Felipe de Anjou, que, como es sabido, al final resultaría la que vencería. Si en el plano institucional Valencia perdía sus fueros con la aplicación de un Decreto de Nueva Planta, en el ámbito rural supuso el mantenimiento, cuando no el recrudecimiento del régimen señorial. Felipe V recompensaba, de esa manera, la fidelidad nobiliaria.

Con lo cual al final tenemos que en la época de Cuíper que podemos observar desde aquí y de la Alqueria de la Palmera que tenemos enfrente y algunas otras casas del lugar, estaba instaurado un régimen señorial de los más duros del campo español mientras en Francia estaba estallando la Revolución Francesa cuyos influjos llegarían años más tarde a España.

Un nuevo cambio de paisaje se produjo en la segunda mitad del siglo XVIII y una vez más impulsado desde los cambios económicos en la ciudad. La crisis de la industria de la seda provocó la progresiva desaparición de este arbolado y en las últimas décadas del Setecientos este paisaje volvió a abrirse visualmente. Los cereales mantuvieron su presencia tradicional.

Con el crecimiento demográfico que empezó, a lo largo del siglo XIX fue progresivamente aumentando el peso del policultivo de hortalizas para un mercado urbano cada vez mayor y, en ciertos casos, con posibilidades de exportación por la aparición de nuevos medios de transporte

E SXIX iba a ser un siglo de cambios sociales para esta zona….vamos a verlo.

 

 

5ª Parada SXIX y XX. Roca-Cuíper y la SAV:

SXIX:

Con la Constitución de 1812 empieza el desmantelamiento formal de los privilegios señoriales en esta zona.

La abolición de los señoríos o abolición del régimen señorial en España fue un proceso histórico realizado a lo largo de la primera mitad del siglo XIX, desde que se aprobó por primera vez en las Cortes de Cádiz el 1 de julio de 1811 hasta su definitiva puesta en vigor el 26 de agosto de 1837.

A esto se suma la desamortización de Mendizábal (1835-37). Se subastaron los bienes de la iglesia para financiar la guerra contra los carlinos y para saldar la enorme carga de la deuda pública del Estado.

Una cuarta parte de la superficie del término municipal de Meliana pasó, entonces, a ser propiedad de la población en lotes pequeños. En este siglo XIX, los terratenientes emigraron a la ciudad y las fincas fueron divididas en pequeñas parcelas, algunas de las cuales los labradores las compraron o alquilaron. Desaparecieron las alquerías señoriales, que pasaron a ser casas de ocio, pero por otra parte, hubo una multiplicación de masías y barracas en toda la huerta.

La mayoría de casas viejas que veáis por esta zona son de esa época.

También se da la circunstancia de que muchas casas de labrador en principio fueron barracas. Si hablamos con las personas más mayores de Cuiper y Roca nos hablarán de que esta u otra casa antes era una barraca.

En la medida en la que los labradores y labradoras fueron adquiriendo tierras fueron construyendo casas, las más humildes las Barracas que después en las épocas de bonanza fueron transformando en Casas donde pasar largas temporadas o incluso vivir todo el año. Es el caso de la Alqueria la Bota que no es una Alquería sino una Casa de labrador que antes fue Barraca y que data de 1850 más o menos.

Roca:

El origen de Roca se sitúa en la segunda mitad del siglo XIX, cuando la agrupación de alquerías entorno al Camino de la Tanca dio lugar al núcleo, conocido inicialmente como l’Alqueria del Jutgel’Alqueria Alta o Els Xorets, por ser el sobrenombre que recibía la familia más grande.

En 1884 se bendijo la ermita dedicada a San Antonio en la alquería de Vicente Roca, terrateniente de Valencia cuyo apellido acabó dando el nombre a esta pedanía.

Cuiper:

EL nom Cuiper o Kuyper pertany al nom de la familia Cuyper o Kuyper  d’origen flamenc.

Se sap que com a mínim des de finals del SXVII, aquesta familia ja era a Valencia, on Felip de Cuyper, mort el 1688, fou un ciutadà important. Se sap també que el seu fill Joan Baptista, poseïa diverses cases i una extensa finca a Foios.

L’any 1882 un descendent d’aquesta familia, Joaquim Guerrero Casanova de Cuyper hi va fundar la Colonia agrícola de Cuiper, que paulatinament aniría creixent fins a esdevindre l’actual barri.

SXX:

Para ilustrar el siglo XX en esta zona contaremos una historia que si no la conocéis seguro que os va a gustar.

En el núcleo de Roca hay gente que forma parte del consejo de administración de SAV Sociedad de Agricultores de la Vega, una macroempresa que recoge la basura y hace el mantenimiento de parques y jardines de la ciudad de Valencia y más cosas.

Todos los camiones de basuras si os fijáis tienen ese logotipo. Nos preguntamos porqué hay tanta gente en Roca vinculada a esta empresa.

La respuesta es curiosa. Resulta que a mediados el siglo XIX  los agricultores de esta zona hacían una cosa que se llama “Femar”. Femar significaba ir a Valencia con carros tirados por bueyes o caballos a recoger toda la basura que generaba la ciudad.

Los agricultores se organizaban y se repartían las calles de Valencia en busca de la preciada basura que luego en casa clasificaban y reutilizaban. Incluso llegaban a pagar al ayuntamiento por que les dejara recoger la basura.

El trapo y el hierro se lo repartían cada temporada una familia y con los restos vegetales hacían grandes montañas en los corrales de las casas, montañas de 3 y 4 metros que juntaban con las camas de los establos.

¿Cómo elaboraban ese preciado compost?

Casi todas las familias de por aquí tenían toros que usaban para el campo, en los establos las camas del ganado se hacían con arena de la playa. La arena es muy salina pero gracias a los excrementos y el orín de los animales, esa salinidad era lavada obteniendo una arena apta para ser mezclada con los demás restos orgánicos de la recogida de basuras. Estos restos se dejaban madurar durante meses y luego se añadían al campo.

El resultado es una tierra de gran fertilidad con un porcentaje elevadísimo de humus.

A principios del SXX la cosa cambia. Los agricultores forman la SAV y el ayuntamiento ya no les cobra sino que les paga por recoger basura a condición de que se modernicen. Es el momento en el que se cambian carros de bueyes por camiones u otros vehículos. Y así la cosa fue evolucionando hasta la actualidad. En la actualidad es una empresa puntera en la recogida y reciclaje de residuos.

1900

 

1940

He aquí la respuesta de porqué hay gente en Roca vinculada a esta empresa, pq son los fundadores o los hijos e hijas de estos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ruta en bici per l’Horta de Meliana i voltants

Hem començat a fer unes rutes des del Mercat de la Terra deRoca. Si és que no parem en torreta.

Les rutes acaben amb una degustació de productes del camp nostre collits i cuinats en el moment. Bàsicament el que fem és agarrar uns ous de les nostres gallines i fer unes tortilles de verdures com ara, all tendre, carlota, faves etc…

Estigué superxuli….mitjançant una línea de temps ferem parades en restes des dels romans, àrabs, alt medievo, baix medievo, edad moderna i contemporànea.

Sabeu perqué Roca es diu Roca i Cuíper Cuiper, o quines verdures ens acompañen des dels romans, quines des dels àrabs, pues tot això l’esbrinareu en la ruta….

Genial!!!

A TOPE AMB L’AGROECOLOGIA

Alquería La Bota

Vicent “El rullo”

Anem a tope amb l’agroecologia. Hem pogut gaudir del que és treballar la terra amb els animals. El nostre amic Vicent de Vinalesa ha vingut a preparar la terra per a començar a plantar coses per a estiu, i ha vingut amb “Rubio” una aqueta valenta valenta.

Ni un mal gest ni una mala paraula amb l’animal, ens ha encantat, diuen que és com millor se treballa la terra, amb els animals. En primer lloc no contamina gens, però a més a més ens han explicat que els camps treballats amb l’aca després tenen una gran capacitat d’estendre l’aigua per dins la terra i es reguen de meravella.

S’hem proposat fer-ho tot en el aca i a mà, com antigament es fea, de manera agroecològica. Perqué fins a l’arribada de la industria al camp als anys 60 açó era un paradís de fertilitat, desd del meu punt de vista. Es el que conten els vells, “…no teniem quasi de res, però viviem millor…més natural…”(Tio Paco).

Personalment anyore una época com aquella. Ara algú em dirà, es patia molt, es treballava a muntó. Si pot ser però ara hem canviat uns patiments per altres, càncers, problemes d’estrés, aigües contaminades etc… Diuen que als anys 40 ací mateix l’aigua dels pous era medicinal, fixat com ha canviat la cosa. Tenim que lluitar per que retornen aquells temps o almenys aprendre les coses bones e incorporar altres.

Mireu al Vicent amb el “Rubio” quina meravella….

 

Mencanta!!!