Nadal a l’hort

Fum, fum, fum!!

Romanescu com arbre de Nadal…

img_1652

 

img_1654

 

img_1656

 

Col i flor com floc de neu

img_1660

img_1662

Anuncios

Mañana (demain)

Las distopías están de moda. La televisión e internet alimentan los corrillos en el trabajo o en su descanso de series y programas apocalípticos sobre nuestro futuro y el de nuestro planeta. No tenemos remedio, los seres humanos asumimos que seremos nosotr@s mism@s quienes acabaremos con nuestra propia especie, sin esperar ningún ETE ni ser extraterrestre anónimo. Así que no hay nada que hacer, las pantallas nos lo recuerdan y detrás los gobiernos también. Resignación. Esto es así.

¡¡¡Pero no!!Aún queda el mañana por hacer, no todo está perdido y el ser humano  aún puede ofrecer mucha humanidad (creatividad, empatía, lucha, sensibilidad etc. ) porque iniciativas colectivas ya están  caminando hacia alternativas de consumo, educación, agricultura. Y eso es el presente. Esa suma de muchos presentes darán lugar a un mañana utópico por ahora y luego ya real.

Por eso recomendamos fervientemente este documental francés Mañana dirigido por Cyril Dion y Mélanie Laurent. Os dejamos el enlace del trailer. Lo podeis encontrar al completo en filmin. 299794-jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx

El docu Demain propone 5 cambios a escala individual, colectiva y política, que si fueran adoptados por una gran mayoría producirían un gran impacto planetario. (fuente)

Individual

  1. comer bio y poca carne
  2. optar por un proveedor de electricidad de renovables
  3. comprar en comercios locales e independientes
  4. cambiar de banco
  5. reducir, reutilizar, reciclar, reparar, compartir

Colectivo

  1. Transformar el barrio, el pueblo, la ciudad en una huerta
  2. Crear una cooperativa ciudadana de producción de energía renovable
  3. Crear una moneda complementaria (local, de empresa, de tiempo)
  4. Crear una escuela alternativa
  5. Presentarse a las elecciones y retomar el poder

Político

  1. Reorientar las subvenciones agrícolas para permitir la conversión hacia la agricultura biológica, la agroecología, la permacultura…
  2. Dar un vuelco a la fiscalidad del trabajo hacia el carbono
  3. Liberar la creación de moneda
  4. Crear una segunda cámara parlamentaria (estilo Senado), donde los representantes serían ciudadanos escogidos al azar.
  5. Integrar el estudio de la pedagogía y la formación «in situ» en el currículum de los profesores.

Colorear el huerto

1432804138_0Con la que está cayendo y nosotr@s debatiendo sobre la policromía en la huerta…Pero es que en l’Alquería la Bota cabe todo tipo de reflexiones desde el caballón más profundo como el compromiso ético de la vuelta al campo a las más irreverentes y festivas dudas, qué poner en la paella un domingo a mediodía.

Archiconocida es la desmitificación del abrigo de Papá Noel. Una marca, de cuyo nombre no quiero acordarme, patentó el rojo en nuestra mente para desbancar el verde alpino de la alegoría navideña. Entre los círculos intelectuales del arte ya se reconoce que el rey Baltasar, último de la fila, fue negro a partir del s. XV. Caprichos de la Iglesia. Y así de manera continua suceden avatares cromáticos hasta llegar a la daucus carota, vulgarmente llamada zanahoria.

Plantar es aprender un idioma y su cultura, aquí, el origen de las plantitas que nos llevaremos a la boca. La zanahoria existe desde el 3000 a.C procedente de una tierra fértil ahora en conflicto armado en nombre de un dios. Volvamos a nuestro tema, el color. La zanahoria nació morada hasta el s.XVI. Por una selección de semillas se optó por la variedad naranja; parece ser en honor a la casa real Orange en los Países Bajos. La manipulación en todos los sentidos y ¡hala! a exportar la idea y su coloración al mundo entero viajando a través del tiempo hasta el s. XXI. images

Naranja y zanahoria es un binomio indiscutible y rotundo desde l@s m@s pequeñ@s. ¡Qué inocentes! La influencia de la res publica, con la monarquía de por medio, no tiene fin. La política penetra hasta las raíces. Lo que me hace pensar en otro color…Imaginemos por un momento, naranjas azules honrando ambiciones de partidos políticos valencianos y nacionales. ¡Buf! Pero la Naturaleza es tan sabia que da respuestas a estas divagaciones. ¿Por qué no hay apenas alimentos azules naturales? Por su declarada apariencia tóxica y en mal estado. Vamos, indigestión. ¡Cómo sabe la naturaleza dar lecciones cada día!

Entonces…me pregunto…

¿Plantar será un acto político?

Logotipo Moxo Definitivo blanco negro

La Revolución Verde

Soldado de la agroindustria con licencia para matar. Es la tercera vez esta semana.

La llamada Revolución Verde tuvo mucho de revolución pero en sentido negativo y muy poco de verde. Diría más bien que fue una revolución tecnológica hacia una gran involución en la agricultura. Una revolución totalmente siniestra y oscura.

Me explico, se conoce como revolución verde a la llegada de la revolución industrial a la agricultura, dando pié a una agricultura y ganadería intensivas. Y esto se produjo de forma tardía, después de la segunda guerra mundial y de la mano de la industria armamentística.

¿Se os ocurre un origen más siniestro para las prácticas de la agricultura industrial? Pues este fue su origen. Sobre todo en lo que respecta al uso de los herbicidas y pesticidas, que eran utilizados en la guerra para aclarar zonas de bosque para los bombardeos.

Dicho de otro modo, si ya es triste ver a un agricultor “industrial”, o sea de estos que solo lo hace por dinero importándole un bledo la tierra el medio ambiente y su propia salud, fumigar y fumigar sin ningún tipo de conciencia, más triste es pensar que eso lo puede hacer gracias a que hubo una guerra y que la industria de la guerra invirtió en el desarrollo de sustancias mortíferas para los vegetales, además de segar millones de vidas humanas y no humanas.

Es muy triste ver cada día como los “soldados de la industria agrícola con licencia para matar” campan a sus anchas con sus mochilas de la muerte cual sherifs en el oeste, avalados por las propias leyes, sin ningún control, a plena luz del día, con toda soberbia. Y con saña tiran el veneno sobre una tierra que no aman ni respetan. Porque ¿Se puede amar y respetar una tierra si no se respeta ni se ama a un@ mism@?, y digo esto porque la mayoría lo hacen sin ninguna  protección, como si no les importara morir ni matar.

Y todo esto se hace por orden de la industria y a espaldas de l@s consumidor@s que viven ajen@s totalmente a esta realidad.

Seamos francos,  todo el mundo sabe que se usan pesticidas, pero la gente quiere creer que es un tema controlado, y que si los venden es porque no serán tan malos. En realidad es una ceguera voluntaria como tantas otras.

Sin embargo lo que la gente no sabe es el nivel y la intensidad con la que se usan estos productos que supera en 5 o 6 veces más de lo recomendado por los propios fabricantes.

Pero ¿a quién le importa? si total a la industria alimentaria le es rentable, a la industria química le es rentable, y al final qué más da si un puñado de seres humanos mueren de cáncer dentro de 10 o 15 años.

Aquí tenéis una entrevista a Lola Raigón Doctora Ingeniera agrònoma donde se explica todo esto y más cosas.

http://agroicultura.com/general/lola-raigon-presidenta-de-seae/

:)

Brotes vulgaris

IMG_1506     IMG_1509

¡Ay, los brotes!La política que es entrometida y alcahueta se adjudicó la asociación mental de brotes verdes a recuperación económica para toda una generación que aún espera esa germinación y futura cosecha, ahora sí en tierras alemanas.

En Hort el Pouet, ni hay crisis que superar y ni siquiera los brotes son verdes sino rojos. La metáfora tiene cierto realismo pues alude al nacimiento de un ser vivo y teñido de verde se le concede connotaciones esperanzadoras. ¡Demasiada responsabilidad!La sociedad no se alimenta de alegorías oratorias. IMG_1512